Saltar al contenido

Los sofás cama que tus huéspedes amarán

El sofá cama se ha considerado desde siempre un mueble ideal para espacios reducidos. Aunque tuvo buena aceptación con el fin de ahorrar espacio, en principio no se elaboraban modelos muy cómodos ni elegantes. Sin embargo, esto ha cambiado con el tiempo y ahora los sofás camas están hechos con materiales de mejor calidad, son más cómodos y lucen bien en cualquier espacio.

Sofá cama clic clac

¿Qué es un sofá cama?

Un sofá cama es una clase de sofá, por lo general con estructura metálica. Viene equipado con un colchón delgado el cual puede desplegarse o abrirse para convertirlo en una cama. Tiene distintos mecanismos para pasar de un sofá a una cama. Entre ellos están los que abren como una especie de libro, los que son desplegables y los que se deslizan.

¿Para qué sirve un sofá cama?

El sofá cama es un mueble muy versátil que se usa en lugares reducidos para tener una pieza que en el momento ideal se convierta en otra con función diferente. Inicialmente son sofás para sentarse, cómodos para descansar, tomarse una taza de té o ver televisión. Pero pude convertirse en una cama después de abrir, deslizar o desplegar alguna parte del mueble. Se usa para tener una cama adicional al momento de recibir visitas, pero también pueden obtenerse para ahorrar espacio en un lugar pequeño.

Tipos de sofá cama

Sofá cama grande color beige

Son muchos los modelos de sofá cama que hay en el mercado. Hay tanta variedad como gustos, dependiendo de su tamaño, forma de apertura, cantidad de plazas y materiales de confección. En términos generales se clasifican los tipos de sofá cama de acuerdo al sistema de apertura que este posea. Tomando en cuenta este aspecto se encuentran los más comunes: Clic clac, italiano y chaise longue.

Sofá cama modelo clic clac

Este es un sofá con aspecto moderno y suele ser funcional en los ambientes ocupados por jóvenes, tiene la apertura en forma de libro. Es necesario abatir el respaldo, por lo que se debe separa de la pared para poder abrirlo.

Este modelo presenta la gran ventaja de ahorrar muchísimo espacio. Pero debes tomar en cuenta que, en este caso, la practicidad no está relacionada con la comodidad. La zona donde se supone que es el asiento se va deformando con el uso y, cuando debes sacar la cama, uno de los lados siempre se hunde más que el otro.

Sofá cama modelo italiano

La apertura del sofá cama italiano es bastante simple y práctica. No debes separar el mueble de la pared ni quitar los cojines que están en el respaldo ni en el asiento para convertirlo en una cama. Los cojines del colchón y del asiento son dos accesorios separados, de manera que no van a sufrir por desempeñar dos funciones. Hay una gran variedad de colores, modelos y tapizados. También los hay de diferentes cantidades de plaza.

La forma como abre es un mecanismo frontal, se rota el respaldo haciendo un único movimiento al tirar de una cincha. Se extrae un jergón o somier donde va acoplado un colchón. Anteriormente era obligatorio quitar los cojines para sacar el somier. Actualmente estos cojines se sujetan a la estructura de tal forma que no debes retirar nada para desplegar la cama.

Puedes guardar la cama completamente hecha. De manera que, si lo vas a usar diariamente, este es el mejor sistema de apertura. La principal desventaja es que son más caros que otras formas de apertura.

Sofá cama chaise longue

Este tipo de sofá cama es ideal para salones. De día pueden servir de sofá cómodo y amplio, por las noches se convierte en una cama de gran tamaño. El término chaise longue literalmente significa “silla larga”, denominación adecuada porque en uno de sus lados posee un mueble alargado.

Para convertirlo en cama solo debes desplegar las plazas que están al lado del chaise longue. Es común que debajo del chaise longue haya un cajón para guardar cosas como las sabanas, almohadas, etc.

Sillón cama

Los sillones cama suelen ser de una sola plaza, hay muchos modelos de esta clase de mueble. En la mayoría de los casos está confeccionado con espuma tapizada, esta se desdobla de tal manera que se convierte en una cama individual. La ventaja principal del sillón cama es que son más económicos, lo que le roba algo de comodidad. Por lo que es un modelo usado para dormir ocasionalmente.

Materiales ideales para un sofá cama

Sofá cama color marrón

Los materiales que hacen de un sofá cama el más cómodo al momento de sentarse y de acostarse, son los siguientes:

  • Estructura: Debe ser resistente, la recomendada es electro-soldada de acero.
  • Armazón: Preferiblemente un material ligero pero al mismo tiempo resistente, puede ser madera maciza de pino con el tablero de partículas.
  • Respaldo y asientos: Es recomendable que compres unos con cojines hechos en espuma de poliuretano con densidad de 25 a 30 Kg/m3. Así se consigue que no se hunda con el tiempo y la sentada sea cómoda. Si el tapizado es de tela, lo más cómodo es que se pueda desenfundar para lavar las fundas sin problemas.
  • Colchón: Si es necesario incorporar un colchón, toma en cuenta el tipo de apertura y escoge el que mejor se adecué a ella.

Consejos para comprar sofá cama ideal

Antes de comprar un sofá cama debes tener en cuenta ciertos consejos que te ayudarán a escoger el mejor para ti.

¿Cuánto uso piensas darle?

El sofá cama es la mejor solución cuando necesitas una cama extra y no cuentas con un espacio destinado para la misma. Hay casos en los que el salón debe hacer las veces de dormitorio. Sea cual sea el caso determina cuánto uso vas a darle. Si va a ser las veces de sofá principal es necesario que elijas uno de calidad y bonito diseño. Si lo vas a usar de esporádicamente y no estará en un lugar visible, puedes optar por un modelo más sencillo y de menor tamaño.

Usa un sistema de fácil apertura

Esta es otra cuestión que debes pensar bien, en especial si vas a usar el sofá cama frecuentemente. Si es así, escoge un modelo de fácil trasformación, sencillo de abrir y recoger. Hay sistemas que permiten cerrarlos con la cama lista, esto es muy cómodo si se usa diariamente. Pero en caso de que el uso sea menos frecuente, entonces no importa tanto que no se cierre con la cama hecha.

Determina con cuánto espacio dispones en casa

Si tienes un inconveniente marcado con el espacio, entonces no puedes elegir el que te guste sino el que más se adapte al espacio que dispongas. Debes tomar sus medidas tanto cerrado como abierto, así te evitas sorpresas innecesarias cuando vayas a abrirlo en casa.

Escoge materiales resistentes pero bonitos

El sofá cama no debe ser feo, busca una línea decorativa agradable. Busca también tapicería resistente para uso diario. Decora el mueble con cojines y mantas para que sea más cómodo.

¿Por qué comprar un sofá cama?

Si tienes un área reducida en tu hogar y buscas agregar una cama que no ocupe más espacio, entonces este mueble es perfecto para ti. Si compras un sofá cama ahorrarás espacio, aumentarás la posibilidad de recibir alguna visita especial a quien quieres darle alojamiento y podrás obtener una pieza con doble uso, muy práctica.